Felices para siempre

En la presente entrada hablaremos de la sinergia dentro de las realaciones interpersonales de hombres y mujeres, para ello veamos lo que dice la Real Academia Española de la sinergia, quien en su primera acepción nos dice que es «Acción de dos o mas cuasas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales»

Dominación y desequilibrio

Generalmente se acepta que la dominación de la mujer tiene miles de años y que en algunos lugares ha sido como mas marcada que en otros, esta dominación esta marcada principalmente por manipular las emociones, el dinero u otro tipo de activo, y lo que todos sabemos, el cuerpos.

Pero este dominio masculino lo hemos asimilado tan bien las mujeres que es mostrado por la pantalla grande, la música y pequeñas frases que generan la reproducción familiar dando como resultado un desequilibrio  que en los cuentos infantiles los finalizan con todos felices para siempre. La sociedad absorbe a los hijos e hijas de ese desequilibrio y los patrones se van reproduciendo una y otra vez.

Acciones y resultados de la sinergia:

Las mujeres en este inicio de siglo han ganado mas espacios en la sociedad y aunque falta mucho por hacer hay pasos gigantescos en pro de ser más visibles y crecer plenamente  como resultado de mujeres que dieron su vida, o que se mantuvieron en el anonimato.

Pero, muchas mujeres han perdido en ese proceso increíblemente, y aunque dicen luchar en contra del sistema patriarcal al final terminan haciendo lo mismo que tanto atacan: son autoritarias, son egoístas, no les importa nadie solo ganar ellas, buscan discriminar a la otredad por parámetros que rayan en la misoginia, algunas son posesivas, agresivas, o controladoras de otras (de ellas mismas y de su familia) y así crecen quizá como entes económicos pero dejan de crecer como humanas, dejan una estela de destrucción tras de sí.

¿Cómo aplicamos lo anterior en un contexto de práctica de equidad?

Partamos del hecho que no como humanos las acciones deberían estar enmarcadas en crecer, y eso implica promover redes de contacto entre hombres y mujeres  en un ganar ganar con efectos individuales de mejora, tener en cuenta la empatía y resiliencia, donde nos valoremos como humanos, coexistamos y nutramos a nuestra sociedad con esa vitamina diaria de humanidad, y el sistema patriarcal lo desapareceremos si trabajamos juntos, logrando un verdadero vivieron felices por siempre, apartando la violencia en su amplia gama de expresiones entre mujeres y hombres.

Déjanos tu comentario y dinos cómo harías estas redes y si ya lo haces compártenos tu experiencia.