Mismo horizonte, diferentes miedos

Querida sobrina (Crecimiento Personal)

Como te has crecido mi niña, no hace mucho que te acunaba en mis brazos.

Te escribo estas líneas pensando que muy pronto las leerás, y comenzarás tu trajinar pesado de la vida. Hay muchas etapas humanas que se han estudiado pero la adolescencia al final termina siendo la mas incomprendida, comenzando por tu ambiente familiar hasta tus compañeros de escuela.

Comenzaran a decirte cosas sobre tu cuerpo, tus compañeros y compañeras quizá intenten tocarte, siempre se una buena compañera, pero por ningún motivo dejes que te toquen de forma indebida o como no te guste. Si fuera alguien mayor, denúncialo a alguna autoridad o a tu familia que te queremos.

Por estos momentos también aparecerán los sabelotodo del sexo y recomendarán una y mil cosas. No hagas caso. Te aconsejo que te explores, te conozcas, lee sobre temas sexuales de fuentes científicas o consulta con un especialista, un doctor, por ejemplo.

En esta misma línea comenzaran a gustarte los hombres, lo cual es normal, pero ten cuidado, primero lo primero. Si te conoces como humana y mujer que eres ya tendrás algún esbozo de plan de vida o en palabras menos domingueras debes de saber hacia adonde vas y quien eres. Y si las hormonas te traicionan exígele protección y debes prepararte para las visitas periódicas a la ginecóloga.

Debes cuidarte, pero también debes prepararte para poder enfilar todos tus esfuerzos en la consecución de tus sueños. No pares de aprender, si no es una carrera formal puede ser una labor manual quizá pero que te permita ser independiente y ser tu misma siempre.

No dejes que te opaquen los hombres y mujeres que no saben nada de sí mismos, escucha consejos sabios, posiblemente se te apetezca hablar sobre tus sueños, no dudes en hacerlo.

 

Att. La tía

 

Mundo al revés

Un mundo al revés; dejamos a los malos «afuera» ya que ese el malo, sin darnos cuenta que seguimos produciendo violencias dentro de nuestros recintos de falsa seguridad. Mientras que la educación de las nuevas generaciones es colgada a escuela, que con sus limitantes se convierte en un sistema excluyente, que desata, apresura y enfurece los seres que buscan ser comprendidos, que sus derechos no sean vulnerados; y sin embargo son ellos quienes descubren por sí mismos, la muralla de una sociedad resonante, pero sin música, tecnológica, pero sin internet, brillante, pero sin luz, mundo de provocación constante.

Y las mujeres desde niñas inventan sus propias murallas, promovidas por los múltiples errores sobre la marcha comprenden que la sociedad las ha relegado a ser “una cosa, una posesión” que pierde valor y que es poseída después de frases como «que buena estas», “es un placer tenerte” “sin mi tu estas muerta” “das un paso y te mueres” entre otras.. y las leyes construidas solo para reprimir no para reformar e insertar, y además es mucho pedir, puesto que si la mujer denuncia no hay un sistema de protección a la misma.

Las murallas se extienden más allá; del sistema de educación decadente y la violencia imperante, crecen con el silencio y las frases » la puta es ella», «la rara tuvo la culpa», «ella abrió las piernas que se aguante», » el hombre llega hasta donde lo permite una».

¿Cómo es tú ciudad amurallada?

Anonimo

Mujeres, Madre y El Maltrato

En El Salvador la violencia de todo tipo galopa impune por calles y casas. La guerra que desangro durante años nuestro país solo acrecentó las ganas dantescas de atentar contra el prójimo.

¿Cuándo se cambió todo? ¿Quién lo cambió?

Cada caso de expresión de violencia en nuestro país no es estudiado a fondo, muchos casos quedan sin solución aunque hay tesis y otros esfuerzos privados pero no un eje en aras de conocer a profundidad por parte del Estado.

Existen una serie de causas, y por ende efectos tal es el caso de la violencia contra la mujer, la más obvia son los hijos de mami; es decir, esos hombres que han sido criados bajo normas misóginas implantadas desde el lado materno increíblemente. Estas mujeres enseñan a sus hijos que el no respetar el cuerpo de las mujeres no es culpa de ellos sino de ellas «porque se dejan» lo cual va quedando guardado en los cerebros de estos. Todo eso sumado a la falta de autoconocimiento crea una mezcla letal para las féminas.

Otro detalle son las relaciones de poder, generalmente se instruye al hombre que la mujer no tiene voz ni voto; así que cuando el hombre se encuentra en un puesto de poder, hace que se cumplan sus reglas sobre el humano que » debe:» supeditarse.

En el marco de la celebración del día de la madre, nacen una serie de interrogantes ¿hacia dónde vamos como ciudadanos en el tema de violencia contra la mujer? ¿Qué te hace creer que puedes dañar física, psicológica y hasta sexual al ser que te dio un espacio en su vida?

Como humano, hombre, mujer, de la comunidad LGTBI, ¿Qué estas dispuesto a iniciar para bajar los indices de maltrato contra otra persona, en especifico Tú madre.

 

Por Hjalmar Hernandez, agente de cambio social.