Libertad en el expresión de la sexualidad

Hablar de libertad tiene varios ángulos, puesto que se puede ver como un valor o como una acción dentro de la vida de cada persona. En la presente entrada observaremos la libertad sexual entre hombre y mujeres desde los patrones de conducta esperados en el sistema patrialcal; puesto  que desde dicha óptica, la expresión de la sexualidad no tiene la misma expresión según el sexo de la persona.

La libertad sexual de las mujeres:

Las mujeres adolescentes están viviendo su sexualidad basada en la información que llega a sus manos, que en ocasiones esta sesgada por el libertinaje o lo opuesto, llegando al punto de ser coaccionadas por las mismas mujeres de su círculo y hombres de su edad o mayores. La mayoría de las veces esta libertad sexual se entiende por cosificar el cuerpo de la mujer, o eliminar su identidad como mujer, en casos más complejos hay una violencia de hecho que puede llevar varios números en el violentómetro.

La sexualidad en los hombres:

Mientras que para los hombres la libertad sexual está pensada para caer en el libertinaje; desde la infancia se les expone “cuantas novias tiene”; está enfocada solamente a la vivencia de lo sexo coital en todo el sentido de la frase.

Mi derecho termina donde comienza del otro

Hay una frase atribuida a Benito Juárez que dice que “el respeto al derecho ajeno es la paz” alude al hecho que los derechos si bien son inherentes a los humanos este debe estar delimitada en la convivencia pacifica.

En la misma línea se puede decir que el hombre coarta la liberad sexual de las mujeres al punto de la agresión en ocasiones olvidando que la libertad tiene un limite que es donde comienza la de la otra persona, y en esta era de redes sociales se presta mucho a trasgredir los derechos, algunas personas se dan a la tarea de acosar a otras al punto de la agresión, misma que quedan impunes ante la falta de información por parte de las víctimas; de alli entonces que en las relaciones interpersonales debes marcar los limites y conocer sobre sobre tus derechos.

 

Necesidad de educación sexual

By: Mari Martinez Acevedo

Hablar de Derechos humanos en este punto del siglo XXI se hace más fácil debido a muchos al menos tienen el conocimiento de su existencia, quizá o tan claro, pero hay algún conocimiento. Los Estados y las personas funcionarias públicas encargadas de velar por ello hacen poco para difundirlos y de esta manera más personas hacen de las suyas.

El desconocimiento de las personas por sus derechos humanos fundamentales hace que las personas ciudadanas comiencen a trastocar otros rubros como lo son los Derechos Sexuales y Reproductivos, estos no están del todo claros dentro de los Derechos Humanos aparte de que están referidos a la vida privada, misma que ha sido desde tiempos silenciada por la cultura e ignorada por la legislación.

En vista de la poca vigilancia de los Estados para estos Derechos Reproductivos, en 1995 la “Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF), organización voluntaria que trabaja por la planificación familiar, aprobó una Carta de Derechos Sexuales y Reproductivos en la que éstos son formulados a partir de doce derechos reconocidos en los instrumentos legales internacionales sobre Derechos Humanos (cartas, convenciones y pactos de Naciones Unidas), y que constituye una herramienta para el análisis y la vigilancia de las violaciones a tales derechos, aunque no es aún jurídicamente vinculante.” (Diccionario de Acción Humanitaria, 2019)

Derechos vulnerados:

  • La libertad de pensamiento al decidir entre usar condon.
  • Elegir la abstinencia o lo contrario.
  • El derecho de la libertad para decidir tener hijos y bajo qué condiciones tenerlos (planificación familiar).
  • También se vulnera el derecho a estar libre de discriminación por razones de sexo o género.
  • Derecho a optar a contraer matrimonio o no, también el simple hecho de planificar una familia.
  • Violació sexual en la niñez (esto último provocado por vulnerar el derecho al conocimiento sexual de si mismas en muchas ocasiones)..
  • También se vulnera el derecho a protección de la persona contra cualquier trato degradante.

El derecho a la educación sexual

Está íntimamente relacionado con los derechos sexuales y reproductivos, de hecho se menciona que el “Acceso en igualdad de condiciones a la educación y los servicios relativos a la salud sexual y reproductiva.” Así como la “Protección contra todas las formas de violencia causadas por razones de raza, color, sexo, idioma, religión, o cualquier otro estatus” (Diccionario de acción humanitaria, 2019) constituye un derecho sexual de las personas.

Además la educación sexual garantiza de algún modo el alcance de otros derechos como el de la vida y la libertad (de expresión y libertad en general por ejemplo a elegir un trabajo acorde a mis conocimientos), además que nos induce a tomar decisiones sin presión social,  sino desde la plena conciencia con previo conocimiento y consentimiento es una ayuda que la educación sexual integral hace en cada una de nosotras y de los ciudadanos en general.

 

REFERENCIAS.

Diccionario de Acción Humanitaria . (2019). Dicc.hegoa.ehu.es. Retrieved 12 April 2019, from http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/66