Libertad en el expresión de la sexualidad

 

Hablar de libertad tiene varios ángulos, puesto que se puede ver como un valor o como una acción dentro de la vida de cada persona. La libertad sexual entre hombre y mujeres no tiene la misma expresión o no gozan de la misma por igual, cabe mencionar que las mujeres adolescentes están viviendo su sexualidad basada en la información que llega a sus manos, que en ocasiones esta sesgada por el libertinaje o lo opuesto, llegando al punto de ser coaccionadas por las mismas mujeres de su círculo y hombres de su edad o mayores.

Mujeres:

La mayoría de las veces esta libertad sexual se entiende por cosificar el cuerpo de la mujer, o eliminar su identidad como mujer, en casos más complejos hay una violencia de hecho que puede llevar varios números en el violentómetro.

Hombres:

Mientras que para los hombres la libertad sexual está pensada para caer en el libertinaje; desde la infancia se les expone “cuantas novias tiene”; está enfocada solamente a la vivencia de lo sexo coital en todo el sentido de la frase.

Hay una frase atribuida a Benito Juárez que dice que “el respeto al derecho ajeno es la paz” alude al hecho que los derechos si bien son inherentes a los humanos este debe tener un limite que se delimita en la convivencia pacifica. Mi derecho termina donde comienza del otro.

En esta era de redes sociales se presta mucho a trasgredir los derechos, algunas personas se dan a la tarea de acosar a otras al punto de la agresión, misma que quedan impunes ante la falta de información por parte de las víctimas.

En la misma línea se puede decir que el hombre coarta la liberad sexual de las mujeres al punto de la agresión en ocasiones olvidando que la libertad tiene un limite que es donde comienza la de la otra persona.

Leave a Reply