Mundo al revés

Un mundo al revés; dejamos a los malos «afuera» ya que ese el malo, sin darnos cuenta que seguimos produciendo violencias dentro de nuestros recintos de falsa seguridad. Mientras que la educación de las nuevas generaciones es colgada a escuela, que con sus limitantes se convierte en un sistema excluyente, que desata, apresura y enfurece los seres que buscan ser comprendidos, que sus derechos no sean vulnerados; y sin embargo son ellos quienes descubren por sí mismos, la muralla de una sociedad resonante, pero sin música, tecnológica, pero sin internet, brillante, pero sin luz, mundo de provocación constante.

Y las mujeres desde niñas inventan sus propias murallas, promovidas por los múltiples errores sobre la marcha comprenden que la sociedad las ha relegado a ser “una cosa, una posesión” que pierde valor y que es poseída después de frases como «que buena estas», “es un placer tenerte” “sin mi tu estas muerta” “das un paso y te mueres” entre otras.. y las leyes construidas solo para reprimir no para reformar e insertar, y además es mucho pedir, puesto que si la mujer denuncia no hay un sistema de protección a la misma.

Las murallas se extienden más allá; del sistema de educación decadente y la violencia imperante, crecen con el silencio y las frases » la puta es ella», «la rara tuvo la culpa», «ella abrió las piernas que se aguante», » el hombre llega hasta donde lo permite una».

¿Cómo es tú ciudad amurallada?

Anonimo

Publicado por

Mari Martínez Acevedo

#MariMartínezAcevedoCoach Emprendimiento, marca digital, habilidades para la vida y liderazgo. Activista del Desarrollo Humano-ODS Bloguera y emprendedora. Fundadora de Fundación Grandes Abrazos. Coordinadora de proyectos sociales y de desarrollo económico. Co autora de los libros “El País que viene, Horizonte Común, 2017”, El autor -hago cosas- en España y Armario de letras -tú tinta- Mexico. Máster en Investigación Social, Universidad de El Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *