Actuar con equidad en mi entorno

Si escudriñas la www encontrarás multitud de definiciones de equidad, la RAE en su acepción 5 nos dice que es » Disposición del ánimo que mueve a dar a cada uno lo que merece». pero más alla de las definiciones ¿Cómo actuamos en los distintos contextos?

Actuar con equidad desde la escuela.

Cuando las situaciones y expresiones sexistas salen a flor de piel,  generalmente por docentes o estudiantes en el entorno educativo partiendo de lo básico, pero tan trascendental como o es lo lúdico, el juego.

Los niños y niñas están escuchando frases como “eso es un juego de niños”, “eso es solo para niñas” “por eso no te doy la mano”, “mi falda se levanta y no me permite hacer ciertas actividades”, generando actitudes que exponen el sexismo y en mayor grado la resistencia al cambio.

La comunidad educativa, se enfrenta a la receptividad, estereotipos, el modelo de autoridad del docente, cometer errores es solo del “alumno”, siendo necesario implementar la sensibilización, promover juegos sin lenguaje sexista, desde el día a día hasta en fechas conmemorativas.

Actuar con equidad desde la familia.

La dificultad inicia en la “cultura pratrialcal” que vivimos a diario, esa que nos formó y que cuando llega el momento de ser padres o madres de familia perpetuamos con actitudes y frases cliché.

«Ese color es de niños» o «eres la princesa de papá», en fin, mil frases que sin o con querer perpetuan el asentamiento de actitudes machistas y el estatus quo. Cuando somos permisivos con los niños y con las niñas somos estrictos en todo su actuar estamos creandole estructuras mentales que el niño perpetuará en su familia futura.

Equidad y familia

¿Qué hacer entonces?

Si ere parte de una comunidad educativa, recuerda que el punto es la equidad, del espacio del entorno, la integración de los juegos de las mujeres y los hombres y sobre todo llevar una vida llena de bienestar, donde la magia de una sonrisa no tenga género, que el niño reconozca que debe comportarse respetando el espacio de la mujer o niña, y la niña aprenda a reconocer que los espacios no son limitados.

En el mismo sentido si eres padre o madre de familia, debes brindar un ambiente de equidad a tus  hijos, que aprendan a respetar las diferencias y sobre todo a que vean a todos los que les rodean como humanos con plenos derechos.

Debemos aprender a actuar con equidad.

 

 

Publicado por

Mari Martínez Acevedo

#MariMartínezAcevedoCoach Emprendimiento, marca digital, habilidades para la vida y liderazgo. Activista del Desarrollo Humano-ODS Bloguera y emprendedora. Fundadora de Fundación Grandes Abrazos. Coordinadora de proyectos sociales y de desarrollo económico. Co autora de los libros “El País que viene, Horizonte Común, 2017”, El autor -hago cosas- en España y Armario de letras -tú tinta- Mexico. Máster en Investigación Social, Universidad de El Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *